Senado aprueba por unanimidad plan de austeridad

De la redacción

El Senado de la República aprobó, por unanimidad, el acuerdo de la Junta de Coordinación Política que establece las medidas de austeridad presupuestal que se aplicarán para este órgano legislativo en cuatro rubros fundamentales: recursos humanos, materiales, económicos y en el trabajo legislativo y parlamentario.

Los criterios y acciones concretas que se apliquen en la Cámara de Senadores, enmarcadas en un plan de austeridad en el gasto, tienen como finalidad que los recursos se ejerzan de forma transparente, con mecanismos de rendición de cuentas y combate frontal a la corrupción.

Las medidas de austeridad se aplicarán en el Pleno, las comisiones, los órganos parlamentarios, administrativos y técnicos, los órganos de gobierno y los grupos parlamentarios, así como a los senadores.

También se asegurará el funcionamiento referente al gasto de operación, profesionalización del personal, cumplimiento de las obligaciones fiscales de este órgano legislativo, preservación del patrimonio de la Cámara, seguridad de las personas y bienestar dentro de sus instalaciones y seguridad informática.

Asimismo, para el Instituto Belisario Domínguez, en cuanto a las unidades que conforman su estructura administrativa, para órganos técnicos de apoyo como el Centro de Estudios Internacionales Gilberto Bosques, la Coordinación de Comunicación Social, el Centro de Capacitación y Formación Permanente, la Contraloría Interna, las unidades de Transparencia y de Género, así como al Comité de Transparencia.

Estos criterios entrarán en vigencia a partir de su aprobación y serán aplicados en el ejercicio de los recursos presupuestarios de 2019.

Respecto al presupuesto del Canal del Congreso, se acordó que sean los órganos competentes de la Cámara de Diputados, lo que definan las medidas de austeridad que resulten aplicables acordes a las necesidades de ese medio de comunicación, sin afectar la transmisión y calidad de los contenidos.

En tanto, las propuestas que formule la Junta de Coordinación Política serán de conocimiento de la Comisión de Administración y de la Mesa Directiva, a fin de que, en un plazo no mayor de tres días, envíe a la Junta sus opiniones, y a partir de su recepción, el Presidente de ese órgano de gobierno convoque a reunión para los efectos antes señalados.

En el proceso de deliberación en el Pleno de dichas propuestas, se aplicarán las reglas correspondientes previstas en las disposiciones reglamentarias, sin perjuicio de lo que grupos parlamentarios propongan en el debate, garantizando la participación equilibrada y proporcional de los legisladores sin partido.

La resolución del Pleno deberá adoptarse en votación nominal, con el objetivo de otorgar certeza jurídica a la decisión de la Asamblea.

Al respecto, la senadora Sasil de León, coordinadora del Grupo Parlamentario de Encuentro Social, dijo que es necesario reorientar el gasto gubernamental, y la política de austeridad no debe ser exclusiva el Senado, sino que debe trascender a los tres niveles de gobierno y, en su momento, en las entidades federativas.

Comentó que con este programa, los senadores son los primeros en atender la convocatoria realizada por el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador; e invitó a la Asamblea a continuar construyendo consensos.

El senador Raúl Bolaños, coordinador del Grupo Parlamentario del PVEM, propuso que el programa se eleve a rango constitucional, y se modifique el artículo 50 de la Carta Magna, para establecer que el Congreso de la Unión se regirá por los principios de eficiencia, austeridad y participación pública.

Señaló que hoy inicia una nueva etapa del país, y que sólo se lograrán los objetivos propuestos si se trabaja en unidad, por lo que invitó a los senadores de las diversas fuerzas políticas a construir acuerdos para lograr ese fin.

El legislador Alejandro González Yáñez, coordinador del PT, subrayó que el Senado cumple el mandato ciudadano, de que no exista más “un parlamento rico y un pueblo pobre”, por lo que el ajuste financiero permitirá liberar y redireccionar recursos del Estado al Programa Nacional de Desarrollo y fondear programas sociales.

Precisó que se prevé un ahorro, de septiembre a diciembre de este año, de 599 millones de pesos, y en 2019 el gasto se reducirá en más de mil 400 millones de pesos, “30 por ciento menos de los que venía gastando esta Cámara de Senado

Dante Delgado Rannauro, coordinador del Grupo Parlamentario de Movimiento Ciudadano destacó que su partido fue el primero en renunciar a privilegios en el Congreso y sus legisladores, los primeros en presentar la declaración 3 de 3.

Resaltó que su bancada acordó llevar adelante políticas de racionalidad en el gasto del presupuesto en el Senado, y que suscribió también el Acuerdo de Austeridad presentado este día.

El senador Miguel Ángel Osorio Chong, quien encabeza la bancada del PRI, dijo que este acuerdo es resultado del diálogo y ejercicio de la buena política y con el que se da respuesta a la sociedad ante la demanda de poner fin a los gastos excesivos y a los privilegios. Se promoverá que el uso de recursos públicos se apegue a los principios de austeridad, no solo el poder Legislativo, sino en el Ejecutivo y Judicial.

“No solo se trata de austeridad sino de una mayor transparencia y rendición de cuentas sobre cómo y en qué se gastan los recursos públicos”. Agregó que es indispensable respetar los derechos de los trabajadores, no es correcto, ni apoyarán discursos que buscan culpar a los servidores públicos de los problemas del país.

El senador Ricardo Monreal, coordinador del Grupo Parlamentario de Morena, explicó que con el plan de austeridad aprobado se pretende reducir el costo del Senado al pueblo, en cuando menos, un 30 por ciento de los mil 400 millones de pesos que resta por ejercer este año y en mil 500 millones de pesos para 2019.

En otro tema, los senadores acordaron analizar dos propuestas para la integración de las comisiones ordinarias: la primera contempla 30, mientras que en la segunda se proponen 42.

En caso de que los legisladores optaran por las 30 comisiones, correspondería a Morena presidir 14 de ellas y ocupar 28 secretarías; al PAN seis presidencias y 12 secretarías, y al PRI se le asignarían cuatro presidencias y ocho secretarías. A MC le atañerían dos presidencias y cuatro secretarías; al PRD una presidencia y dos secretarías; al PT una presidencia y dos secretarías; al PES una presidencia y dos secretarías, y al PVEM una presidencia dos secretarías. Si se aprobara el acuerdo que contiene 42 comisiones, Morena tendría 19 y 38 secretarías; PAN ocho y 16 secretarías, PRI cinco presidencias y 10 secretarías. A los grupos parlamentarios de MC, PRD, PT, PES y PVEM les correspondería, a cada uno de ellos, dos presidencias y cuatro secretarías.

Por último, se informó del calendario para la Glosa del Sexto Informe de Gobierno, que iniciará el próximo jueves 6 de septiembre, con en análisis de la política social; continuará el martes 11, con la política interna; el jueves 13, se examinará la política económica y el martes 18 de septiembre, la política externa.

 

 

Autor entrada: