Durante el sexenio de Enrique Peña Nieto el 65% de las empresas no subsistieron 5 años y se achico la clase media: Diputados PRD

Por: Félix Muñiz
El Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática (GPPRD) en la Cámara de Diputados cuestionó al Secretario de Hacienda, José Antonio González Anaya, respecto una “sensible disminución” de la clase media del país en los últimos seis años como consecuencia de las políticas económicas implementadas y que impactaron negativamente sobre las Micro, Pequeñas y Medianas empresas, además de que aumentó el número de mexicanas y mexicanos que perciben menos de 25 a 50 mil pesos mensuales que es el monto promedio para ser considerados dentro de la “clase media”.
Durante la comparecencia del titular de Hacienda con motivo del análisis de la Glosa del Sexto Informe de Gobierno de Enrique Peña Nieto, el diputado Antonio Ortega Martínez, sostuvo sus dichos con base en la numeralia del propio Informe presentado por Peña Nieto a la Nación a principios del mes pasado, y donde se desprende que 65 de cada cien empresas mexicanas, no sobreviven más de cinco años a partir de su creación y dicha cifra se incrementó en el sexenio actual con relación a los anteriores –dijo- destruyendo con ello los sueños de millones de personas que pasaron de ser empresarios a asalariados.
“Si vamos a las cifras relacionadas con empleo y salario durante este sexenio, la constante es que los empleos de buena calidad se perdieron”, resaltó al tiempo de exponer que “según analistas, en este sexenio se destruyeron la gran mayoría de empleos de más de ocho salarios mínimos -o sea, de más de 21 mil pesos mensuales- y se remplazaron por otros de menor calidad”.
Por ejemplo, agregó, al 4° trimestre del 2005, 11 de cada cien trabajadores ganaban más de 5 salarios mínimos; pero al 4° trimestre de 2017, esta cifra se redujo a 4.6 de cada cien. Es decir: ¡De 4 millones setecientos mil connacionales con esos ingresos, bajaron a menos de 2 millones y medio en solo dos años!
“Cada vez hay más personas que ganan menos, y menos que ganan más, y así se destruyó el ingreso típico de la clase media que se ubica entre 50 mil y 25 mil pesos mensuales”, acusó Ortega por lo que cuestionó al funcionario respecto a si este es el sexenio que destruyó a la clase media mexicana.
“A la campaña de ‘Lo bueno cuenta y cuenta mucho’ -agregó- aparecieron cientos de artículos y estudios de analistas e instituciones serias que valoraron que, ciertamente, en la administración actual se crearon más de 4 millones de empleos; pero la masa salarial medida por el Banco de México, va en declive y nuestros socios comerciales en el TLC no quieren tener un socio que compita a base de bajar salarios sistemáticamente”.
“Uno de los hallazgos más alarmantes en este sexenio, mencionó el legislador federal, es que la brecha salarial entre el grupo de altos estudios universitarios de escuelas privadas, percibe sueldos semejantes a montos percibidos por grupos de menor escolaridad”.
“Tradicionalmente, los migrantes que vuelven al país se insertaban en la clase media (en el campo laboral) con mejores sueldos; (pero) a partir de 2015, la población de retorno perdió esta ventaja, y -por primera vez- no les resulta fácil conseguir empleo, y (quienes lo logran) obtienen sueldos menores a la población que se mantuvo en el país”.
Ortega Martínez cuestionó por otra parte, al funcionario federal sobre la propuesta de campaña del Presidente Electo, Andrés Manuel López Obrador en el sentido de reducir los impuestos al Valor Agregado (IVA) y Sobre la Renta (ISR) en la frontera norte; pues tales ajustes implicarían unos 104 mil millones de pesos menos a los ingresos fiscales; sin considerar unos 46 mmdp por la condonación del pago de energía eléctrica en Tabasco; con lo cual, indicó, representaría “un boquete de casi 200 mil millones de pesos” menos para las arcas nacionales.
Cuestionó entonces la utilidad del supuesto incremento en las percepciones nacionales anunciado por el próximo subsecretario de Hacienda, Gerardo Esquivel, quien habló de un monto equivalente a los 360 mil millones de pesos, mismos que –señaló Ortega Martínez- prácticamente se reducirán a 160 mmdp si se mantiene ese compromiso de bajar el IVA, el ISR más la condonación de los adeudos de energía eléctrica para Tabasco.
Finalmente, el diputado perredista dejó en claro que los pre criterios de política económica delineados desde el primer trimestre del año en curso para el presupuesto 2019, ya dejan ver las contradicciones entre los equipos de transición porque no se podrán cumplir las promesas de campaña del gobierno entrante, y mientras Hacienda defiende su postura de dejar un México con estabilidad económica; en contraparte, el gobierno entrante acusa que recibe un país en “bancarrota” como justificación de que no podrá cumplir lo prometido a quienes le dieron el voto.

Autor entrada: