Analizan la propuesta para construir el NAICM en la base militar de Santa Lucía

Por: Alejandro Camacho

En las reuniones de trabajo que está llevando a cabo la Comisión Especial para el Desarrollo Aeroportuario del Congreso de la ciudad, con expertos en el tema, el ingeniero Sergio Samaniego Huerta, coautor del libro “Sistema aeroportuario del Valle de México” y el capitán Alan Luna Alatorre, ex piloto aviador de la Fuerza Aérea Mexicana coincidieron en señalar que la opción más viable para la construcción del nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México es la base aérea militar de Santa Lucía.

Al respecto el presidente de la Comisión y coordinador de la fracción parlamentaria del PRD, Jorge Gaviño Ambriz, comentó que “escuchamos con atención el planteamiento, muy interesante, además creo que hay situaciones que nos ponen en contraste con la otra posición que ya hemos escuchado cuando menos en dos ocasiones”.

Agregó que la comisión va a hacer un análisis de ambas propuestas “y si nos permiten vamos a estar en permanente comunicación y vamos a mandarles algunas preguntas por escrito de lo que vaya surgiendo aquí con las posturas antagónicas que vengan surgiendo, para que nos sigan ustedes ilustrando”.

El Ing. Samaniego explicó las razones técnicas por las cuales, según su opinión, dan más viabilidad al proyecto antes citado entre las que se encuentran: tanto el actual aeropuerto Benito Juárez como la base área militar de Santa Lucía son funcionales para solventar entre los dos, la problemática actual de aliviar y remediar la saturación de la actual terminal aérea.

La orografía de la región de Texcoco es de alta sismicidad y el suelo está conformado de capas volcánicas porosas que no le darán estabilidad, la zona donde se está construyendo el nuevo aeropuerto es donde se presentan más inundaciones y hundimientos. Por su parte, “Santa Lucía está fuera de esa zona de hundimiento”, indicó.

El Ing. Samaniego fue enfático en que el suelo de Santa Lucia es sólido con respecto al suelo de Texcoco y eso lo hace más sustentable a largo plazo y requiere de menor mantenimiento.

Agregó que “la pista de Santa Lucía tiene 3.5 kilómetros de distancia, es de concreto, no se ha hundido, nunca ha recibido reparación de hundimiento. El concreto tiene el problema que si hay hundimientos diferenciales se rompe, el asfalto es un poco más flexible, este es de concreto, no ha sufrido ese renglón y ha operado durante 50 años o un poco más”. Por lo que la propuesta es que permanezca la base dividiendo el terreno en dos partes, en una dejar el área militar y en la otra estaría la terminal comercial.

Por su parte, el capitán Alan Luna dio su opinión desde su experiencia como piloto. Al respecto respaldó la opinión del ingeniero Samaniego, en el sentido de que resultan peligrosas las operaciones aéreas en una pista que tiene orientación oriente-poniente por la velocidad y trayectoria del viento, además de que tardarían varios años en que las aves cambien su sistema de vuelo para que no interfieran con el tráfico aéreo, lo que también provocaría accidentes fatales.

Agregó que, primero es la seguridad de los usuarios y que Santa Lucia si garantiza todos los requisitos para su construcción.

Sobre el problema de las aves, el capitán Luna dijo, que en muchos aeropuertos son un problema para despegues y aterrizajes, Santa Lucia no tiene ningún problema y que su experiencia como piloto de la fuerza aérea lo garantiza a comparación de Texcoco que tiene un alto riesgo por las aves que llegan a esta zona.

Lo que no especificaron fue el costo de la infraestructura de las vialidades terrestres para acceder a Santa Lucia si se toma la decisión de hacerlo ahí.

Autor entrada: