Punto Aéreo S. A. de C. V

 

Derechos Reservados

 

Email: informativo@puntoaereo.com.mx

(55) 56332219

Quiénes somos Contacto Press Kit

SÍGUENOS EN

Reserva aquí tu próximo viaje

Defiende Dolores Padierna  al expresidente brasileño Luis Ignacio Lula da Silva, condenado a  nueve  años de prisión

 

Por: Félix Muñiz

 

Un día después de que el congreso brasileño, controlado por la derecha, votó una reforma laboral que implica un retroceso de décadas, se dio a conocer la resolución judicial que condena al ex presidente Luis Ignacio Lula da Silva a poco más de nueve años de prisión. De confirmarse la sentencia en una segunda instancia, Lula estaría impedido para ser candidato a la presidencia de Brasil en 2018.

 

A lo anterior, la coordinadora de los senadores del PRD, Dolores Padierna Luna, expresó que la resolución judicial contra el expresidente brasileño  es la expresión "supuestamente" legal de un entramado de corrupción y abuso de poder dirigido a impedir, al precio que sea, que Lula opte nuevamente por la presidencia del país que gobernó durante ocho años.

 

Desde que arrancó el sucio proceso que llevó a la destitución de la presidente Dilma Roousseff, comenzó a hablarse de una posible nueva candidatura de Lula. Los sondeos de opinión alentaron esa perspectiva, pues Lula resultaba el aspirante más favorecido por los electores. Fue entonces cuando los poderes que controlan el aparato de justicia echaron a andar la misma maquinaria que ha librado de culpas a políticos de la derecha y tendido un manto de protección sobre Michel Temer, el impresentable presidente interino que ha sido recurrentemente acusado de actos de corrupción.

 

El Partido de los Trabajadores ha denunciado que Lula es víctima de una “persecución judicial sin paralelo” y ha sido condenado sin pruebas.

 

En la condena, han expresado los abogados de quien concluyera su presidencia con el nivel de aprobación más alto de todo el planeta, no fue considerada ninguna de las pruebas de su inocencia y sí, en cambio, se tomaron en cuenta evidencias poco creíbles.

 

La persecución contra Lula es un montaje con motivaciones políticas. Como dice el presidente boliviano Evo Morales: “Quieren proscribir al hermanos Lula, la oligarquía brasileña tiene miedo de su liderazgo y presencia en la Patria Grande”.

 

En Brasil, el PT ha lanzado una campaña a la que nos sumamos, en defensa del ex obrero metalúrgico cuyo único delito es haber disminuido la pobreza en su país. Con nuestros hermanos brasileños decimos: #LulaInocente.